Utilidades
TwitterRssFacebook
Menú

Presentación del grupo

EFOTO_1n el siglo XXI, el reto del Derecho Público pasa por superar las coordenadas de un Derecho construido sobre los pilares y con los límites de los Estados nacionales, con los objetivos puestos en construir   las bases de un Derecho Público Global. Estaremos, sin duda, ante un derecho de naturaleza fundamentalmente principal, que habrá de gravitar sobre las exigencias del Buen Gobierno y la Buena Administración, un nuevo paradigma sobre la manera de gobernar en el actual horizonte de la globalización, ante los profundos cambios experimentados en la sociedad, como respuesta de los fallos de mercado y como fruto de la nueva gestión pública. El Derecho Público Global obliga a poner la mirada sobre otros ordenamientos jurídicos, de igual o muy distintas raíces, en los que, pese a las diferencias, puede hablarse de la existencia de un derecho común, si con ello nos referimos a las exigencias de los ciudadanos respecto a las actuaciones de los poderes públicos.

La globalización, con su referencia a un espacio supraestatal, no se reduce a una relación entre Estados soberanos, sino que implica un espacio jurídico común, en el que aquellos comparten espacio con organizaciones no gubernamentales y entes privados, y que ha provocado la revitalización del ius gentium como superador del ius inter gentes, del Derecho Internacional clásico, e, incluso, un retorno al Derecho Natural.

Ante esta realidad, se hace necesario repensar las categorías del Derecho Público.